Todos los modelos Accesos rápidos

CÓMO PROTEGER TU VEHÍCULO DEL CLIMA FRÍO O LAS ALTAS TEMPERATURAS

Compartir

En los inicios de cada temporada es necesario tomar en cuenta determinados aspectos para conservar tu vehículo en las mejores condiciones.

Los climas extremos pueden llegar a ser perjudiciales para el vehículo, pero existen formas de mantenerlo óptimo para enfrentar las altas y bajas temperaturas.

Cuidado del auto en exposición exterior

Cuando el vehículo está en exposición exterior, uno de los elementos más útiles es el parasol.

En climas fríos, el parasol será un buen instrumento para deshacer más rápido las heladas o el agua de lluvia y así proteger el parabrisas.

Mientras que en verano, el mismo protege de los rayos UV que perjudican tanto el parabrisas como el material del interior.

Recomendación adicional: Para proteger el vidrio delantero también se recomienda separar los limpiaparabrisas, ya que al secarse se pueden adherir y rayar.

El lavado de tu auto es esencial

El lavado es una de las principales acciones para proteger el auto en los distintos climas.
Los vientos y las lluvias perjudican sustancialmente a los vehículos, un lavado frecuente elimina la tierra que produce corrosión.
En ese punto se debe tomar especial consideración al guardabarros del vehículo para que no se desarrollen capas.
Además en verano, el lavado es beneficioso dado que permite disminuir la temperatura del vehículo.

Precauciones en vacaciones

Si se vacaciona en la playa, será importante realizarle un lavado frecuente dado que tanto el agua salada como los vientos de las zonas costeras pueden ser perjudiciales y producen oxidación.

En ese caso, el lavado será con agua dulce, tomando en consideración sobre todo la parte baja del vehículo.

Recomendación adicional: Lavar con jabón, en contraposición a detergentes cuyos químicos pueden dañar la pintura. Además, secar con toallas de microfibra es la mejor opción.
h2 Líquido refrigerante para tu vehículo

El líquido refrigerante es uno de los elementos principales para proteger tu vehículo del clima frío o las altas temperaturas. Sucede que en cualquiera de los climas extremos si el líquido refrigerante contiene impurezas, el vehículo puede llegar a dañarse severamente.

Durante el verano, el líquido refrigera el motor y evita el sobrecalentamiento que se puede producir debido a las altas temperaturas. Por su parte, en invierno y gracias a sus propiedades anticongelantes, este producto no se solidificará a pesar a las bajas temperaturas.

Si el mismo ha cambiado el color o hace tiempo que no es renovado, será necesario hacerlo. Mientras que se recomienda que el purgado del circuito y sustitución completa del líquido refrigerante se realice cada 5 años aproximadamente.

Control pretemporada

Antes de comenzar tanto la temporada de verano como la de invierno es recomendable que el taller oficial haga una revisión al vehículo.

Como puntos fundamentales se recomienda el control del sistema de refrigeración y el de calefacción.

Esto será importante, dado que si los sistemas se dañan los costos pueden llegar a ser mucho mayores y hasta irrecuperables.

Recomendaciones sobre la batería

Los cambios de clima pueden conllevar transformaciones en la batería del vehículo debido al contacto con temperaturas extremas.

En días fríos puede suceder que la batería se descargue si no se utiliza el vehículo a diario.

Por eso se recomienda no dejarlo detenido más de dos semanas, o de ser así, encenderlo durante 10 minutos para que el alternador cargue la batería.

Esto produce que el circuito se lubrique, descarte hielo si lo hubiera, no se oxide y elimine la humedad al cargar el aceite.

Si el vehículo tiene un uso frecuente, de todas formas es necesario –y ante temperaturas bajas- dejarlo encendido 2 minutos antes de partir, para evitar el cambio brusco de temperatura.

Por otra parte, en días de calor la batería también puede llegar a perjudicarse si no se la controla.

Al elevarse la temperatura, el líquido interno puede verse reducido o evaporado, por lo que se recomienda hacer una revisión.

Recomendaciones adicionales: Para preservar la batería se aconseja no utilizar en el comienzo algunas funciones del vehículo como aire acondicionado, calefacción o radio.

Además es importante controlar que los nodos y cables no contengan corrosión, en caso de que así sea se los debe limpiar con el lubricante indicado para eso.

Por último, tener en cuenta que la batería será reemplazada de todas formas pasados los 4 años.

Consejos generales para el cuidado de tu auto

Para evitar la exposición a climas extremos se aconseja preservar el vehículo en un estacionamiento o bajo techo.

En caso de no ser posible, taparlo con un cubre-auto es una opción, aunque pueda ser incómodo funciona para tal fin.

Por último, se debe prestar atención a los neumáticos. En verano pueden desgastarse por el calor mientras que en invierno pueden perder presión, lo cual hará que el vehículo se desgaste y afecte su rendimiento.

2020 MMC Chile S.A. Todos los derechos reservados. Todas las fotografías, imágenes, vistas 360° y videos de vehículos que se exponen en este sitio web pueden tener diferencias con los modelos que llegan a nuestro mercado.