Todos los modelos Accesos rápidos

TODO SOBRE LA MANTENCIÓN PREVENTIVA DE TU AUTO A LOS 10.000 KM

Compartir

¿En qué consiste la mantención de los 10.000 km?

 

La mantención de los 10.000 km es considerada una revisión preventiva del vehículo para controlar el correcto funcionamiento de cada uno de sus componentes.

Ésta se efectúa en dicho kilometraje en la mayoría de los casos y consiste en un chequeo de las piezas internas y externas del vehículo, así como también de los componentes líquidos que utiliza.

 

Sobre la importancia de realizarla a tiempo

Al adquirir automóviles 0 km, los mismos cuentan con garantía que los respalda en tanto se le realice la mantención reglamentada y en el concesionario oficial.

En la mayoría de los vehículos, la primera mantención preventiva se realiza a los 10.000 km y es esencial para su conservación en óptimas condiciones.

Efectuar la mantención a tiempo, no solo permite gozar de plena garantía de fabricación, si no que es determinante para la seguridad del vehículo y la de quienes lo utilizan.

Por su parte, contar con el automóvil en excelentes condiciones permite prevenir gastos mayores por roturas graves o por la necesidad inmediata de mecánicos.

 

Mantenciones prepagadas

Para asegurarte de cumplir con los tiempos ideales de mantención de tu Mitsubishi, te recomendamos tener en cuenta las mantenciones prepagadas, las que podrás adquirir al momento de comprar tu vehículo gracias al crédito otorgado por Santander Consumer.

¿Qué son las mantenciones prepagadas? Son packs de cuidados y mejoras que podrás comprar junto con tu nuevo Mitsubishi y que están incluidas en el valor de las cuotas de tu crédito. De esta forma, según al pack que escojas, no tendrás que pagar adicional por la mantención de tu vehículo al momento de asistir al servicio.

 

Revisiones internas

La revisión interna del vehículo comprende el control de las correas para verificar que se encuentren en buen estado.

En este punto, se revisa especialmente la correa de distribución del vehículo, dado que se trata de un componente fundamental del mismo.

En la misma medida, se controla la tensión del embrague, así como también todo el sistema de enfriamiento incluyendo el radiador, el termostato y el ventilador.

 

Los fluidos del vehículo

El control de los líquidos del vehículo resulta esencial para el correcto funcionamiento del mismo y para su optimización.

Los principales fluidos a verificar son el líquido de freno y de la dirección, dado que con el paso del tiempo pueden perder eficacia.

En ese sentido, se le realiza un control a todo el sistema de frenado, examinando la tensión del freno de estacionamiento y el pedal.

Otro líquido importante que se controla es el refrigerante de motor, el cual es imprescindible para mantener la temperatura del vehículo sobre todo en épocas de climas extremos.

 

El aceite del motor 

La mantención preventiva de los 10.000 km comprende generalmente el cambio de aceite del motor. De todas formas, esto dependerá del modelo del vehículo y el uso que tenga.

Lo mismo sucede respecto del cambio de aceite de manera total o parcial, lo cual será clave para mantener el vehículo en buen estado y cuidando sus componentes.

Un factor importante de este proceso es el tipo de aceite que se utilice dado que, para evitar daños, se debe recurrir al indicado por el fabricante.

 

Filtros de aceite, aire y nafta

La mantención preventiva alcanza además del cambio de aceite, el cambio del filtro de aceite.

Asimismo es recomendable a los 10.000 km realizar el cambio del filtro de aire, que al igual que el de aceite, contribuyen a preservar el motor.

Por último, en el mantenimiento también se controla el filtro de nafta para descartar impurezas y las dificultades que puedan provocar.

 

Revisiones externas

Respecto de las revisiones externas, en la mantención a los 10.000 km se lleva a cabo un control de gomas y la rotación de las mismas.

Además se realiza un chequeo de la presión de las ruedas en uso y la de auxilio, regulándolas de acuerdo al manual de fabricación para la ciudad o la ruta.

Por otro lado, se verifica el correcto funcionamiento del sistema eléctrico en general, desde las luces exteriores hasta indicadores del tablero, alternador y arranque.

 

¿Por qué es importante llevarlo al concesionario oficial?

 

Realizar la mantención preventiva en el concesionario oficial, provee de grandes ventajas al vehículo:

  • Cuenta con parámetros establecidos por la marca, para cumplir con los estándares de calidad.
  • Posee las últimas tecnologías adaptadas a los vehículos, que son poco convencionales en otros talleres.
  • Utilizan repuestos y fluidos de marca oficial, lo cual brinda una garantía extra en su mantención.
  • Sus mecánicos especializados se encuentran en constante actividad y capacitación por parte de la empresa, por lo que cuentan con más experiencia y están actualizados sobre los distintos modelos.

 

Para más información sobre especificaciones técnicas del vehículo, consulte el manual del propietario entregado por el concesionario. Desde Mitsubishi te brindamos toda la información necesaria para cuidar tu vehículo.

2020 MMC Chile S.A. Todos los derechos reservados. Todas las fotografías, imágenes, vistas 360° y videos de vehículos que se exponen en este sitio web pueden tener diferencias con los modelos que llegan a nuestro mercado.
Asistencia
¿Tienes alguna duda?
¡Hola!, ¿Qué modelo Mitsubishi te gustaría cotizar?

Atendemos de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 horas (excepto festivos).